Nouvelles

Cómo evaluar daños de un edificio tras un seísmo o fuerte viento

Cómo evaluar los daños de un edificio tras un seísmo o fuerte viento

Evaluar los daños de un edificio tras un seísmo, fuertes rachas de viento cualquier fenómeno meteorológico adverso es clave para determinar si necesitamos tomar medidas o rehabilitar alguna zona. Hoy nos centraremos en los daños estructurales que pueden producir los terremotos y en los daños en las fachadas provocados por los fuertes vientos.

Evaluar los daños de un edificio tras un seísmo

En el caso de los seísmos, a la hora de comprobar los daños de un edificio nos tendremos que fijar especialmente en su estructura. En función de la intensidad del terremoto, podemos estar hablando de daños superficiales o de daños más serios que requerirán obras de rehabilitación. 

evaluar los daños de un edificio tras terremoto

Un terremoto produce movimientos laterales que, en casos extremos, pueden desplomar el edificio entero. Actualmente hay una normativa sísmica que obliga a las constructoras a construir edificios con unos mínimos de seguridad ante fenómenos como estos. Un edificio sismoresistente debe cumplir con una serie de requisitos mínimos que tienen que ver con la calidad de los materiales, las formas de la base o técnicas de fortificación. 

Para evitar posibles daños en el edificio, se deben realizar una serie de pruebas previas en sus elementos principales. Las pruebas sísmicas que realizamos en Sistema Masa son un ejemplo de ello:

 

Qué daños provoca el viento en las fachadas

En el caso del viento, las fuertes rachas pueden desprender fachadas de mala calidad. Una fachada con materiales de baja calidad supone un peligro que puede provocar daños personales y materiales. La fuerza del viento puede destrozar los anclajes de las fachadas y doblar sus revestimientos. 

daños de un edificio tras viento

Al revisar los daños de un edificio que ha sufrido desperfectos en su fachada por el viento, se tendrá que poner el foco precisamente en los anclajes, grapas y revestimiento. En el caso de que se hayan producido daños importantes, lo más recomendable es rehabilitarla y cambiarla por una nueva fachada que cumpla los requisitos mínimos de seguridad y cuyos materiales sean de buena calidad. 
 

PARTAGER :

d'autres nouvelles

Plus d'actualités


Voir plus d'actualités