Noticias

La rehabilitación energética de viviendas aumenta su valor en un 25%

rehabilitación energética de viviendas

El alto consumo de energía en los edificios es uno de los problemas que más preocupa tanto al sector, como a los estados y, sobre todo, a los usuarios. A través de medidas y ayudas se pretende fomentar la rehabilitación energética de viviendas, edificios públicos y edificios industriales, sin embargo, todavía queda mucho camino por recorrer. 

Rehabilitación energética de viviendas como solución

Actualmente, el parque de viviendas anteriores a 1980 es muy elevado. En España, por ejemplo, la tasa se eleva al 58% del total. Si un edificio tiene más de 30 años quiere decir que son edificios sin aislamiento térmico y que cuentan con instalaciones antiguas y poco eficientes, lo que supone que estas viviendas gasten casi el doble de energía. Por esta razón, la rehabilitación energética de viviendas se convierte en una prioridad y una necesidad urgente.  La eficiencia energética también afecta a las viviendas de nueva construcción, ya que según los últimos datos, tan sólo el 7,2% se construye bajo los niveles mínimos de exigencia. 

rehabilitación energética de viviendas

La rehabilitación energética aporta grandes ventajas, entre ellas que revaloriza el valor de la vivienda un 25% aproximadamente. Las causas de esta revalorización son que gracias a las reformas se cambian los materiales y se mejora el aislamiento térmico gracias a las envolventes, como las fachadas ventiladas. También mejora la estética del edificio y, sobre todo, consigue mejorar su eficiencia energética. Un hecho que queda reflejado en la etiqueta energética.   

Etiqueta de certificación energética

La etiqueta de certificación energética es un distintivo obligatorio por ley que sirve para que los futuros inquilinos o compradores conozcan el grado de eficiencia de la vivienda. Un grado que se calcula en siete niveles, donde la letra A es el mayor nivel de eficiencia, y la letra G, es el peor. 


etiqueta certificación energética

Las partes del edificio que mejoran considerablemente los niveles de eficiencia y sostenibilidad son los elementos envolventes y constructivos (fachadas, cubiertas, ventanas), los sistemas de climatización y las instalaciones hidráulica y eléctrica. Son precisamente estos aspectos los que se mejoran mediante la rehabilitación energética de viviendas.

COMPARTIR:

Otras noticias

Más noticias


Ver más noticias