Noticias

¿Tu fachada está preparada para el invierno?

fachadas invierno

La fachada, junto con la cubierta o el tejado de los edificios, la parte a la que más el mal tiempo (lluvia, granizo, rayos UV, nieve, frío, viento, etc.). Si una fachada presenta desgaste, grietas u otro tipo de erosión debemos pensar seriamente en rehabilitarla ya que nos ayudará a evitar que nos entre frío en el interior y también a ahorrar en las facturas. Si en nuestra casa entra frío, tendremos que poner a mayor temperatura los aparatos de aire caliente o la calefacción, con lo cual, nuestra factura energética se incrementará y además no estaremos realizando un consumo eficiente. 

Cómo comprobar el estado de nuestra fachada

Grietas

Lo primero que debemos mirar son las grietas. Muchas de ellas se producen por las humedades típicas de la lluvia. Estas grietas deben ser reparadas y para ello tendremos que limpiarlas, eliminar las partes sueltas o la arenilla, rellenar los huecos con una masilla especial y pintarla. Si las grietas son demasiado grandes, lo mejor es contactar con un profesional que nos ayude a repararlas.

Humedad y pintura

Si la pintura está muy deteriorada, debemos pintar la fachada de nuevo. De esta forma, no sólo conseguiremos mejorar la apariencia estética de la fachada sino que también mejoraremos el aislamiento térmico. Antes de pintar, debemos comprobar las humedades. En caso de que haya manchas por humedad habrá que proceder a su reparación mediante pinturas especiales antihumedad. Una vez hayamos tapado bien las humedades, ya podremos pintar la fachada.

Cómo funcionan las fachadas ventiladas en invierno

Como os hemos dicho en muchas ocasiones, una de las soluciones más eficaces son las fachadas ventiladas. Su funcionamiento se adapta a las temperaturas externas. Durante el invierno las fachadas ventiladas aportan estabilidad térmica ya que actúan como acumulador de calor ayudado por la capa de aislante térmico del sistema. De esta forma evitan el escape de calor desde el interior con su correspondiente ahorro energético.
fachada ventilada invierno
Ante la lluvia, las fachadas ventiladas trabajan a modo de tabique fluvial. Esto se consigue a través del revestimiento que permite sólo el paso de como máximo el 5% del agua de la lluvia a través de las juntas y por el efecto del viento. 

Ayudas para la rehabilitación

En muchas comunidades autónomas existen ayudas y subvenciones para la rehabilitación de fachadas. Para saber si cumplimos con los requisitos, debemos informarnos a través de las oficinas de atención ciudadana. 

COMPARTIR:

Otras noticias

Más noticias


Ver más noticias