Noticias

Cómo conservar las fachadas ventiladas

fachadas ventiladas

La fachada es uno de los elementos más importantes de un edificio. No sólo por su aspecto interior, sino porque su calidad e instalación determinarán el bienestar de sus huéspedes. Con el paso de los años, las fachadas han ido reduciendo su grosor y mejorando sus revestimientos hasta llegar a conseguir técnicas que consiguen la eficiencia energética, como las fachadas ventiladas. 

El hecho de ser la cara exterior del edificio hace que esté expuesta a efectos metereológicos o a incidencias externas, lo que puede provocar problemas graves si no se actúa a tiempo. Estos problemas no sólo afectan a los habitantes del edificio, sino que también pueden suponer riesgos a las personas que pasen por la calle (desprendimientos, grietas, caída de piezas, etc.). 

Matenimiento de las fachadas ventiladas

En el caso de Sistema Masa, nuestra especialidad son las fachadas ventiladas y por eso os vamos a dar unas pautas para que sepáis cómo mantener su buen estado. Antes de comenzar, os queremos recordar que las fachadas ventiladas requieren de menos mantenimiento ya que las placas de revestimiento evitan cualquier tipo de patología y garantiza que el material preserve su buen estado. Aun así, según el CTE en su Documento Básico HS Salubridad se recomienda:

Cada 3 años:
  • Comprobar el estado de conservación del revestimiento.
  • Comprobar el estado de los puntos singulares (esquinas, coronaciones, marquesinas, etc.)
Cada 5 años:
  • Comprobar la posible existencia de grietas, fisuras y desplomes.
Cada 10 años:
  • Comprobar el estado de limpieza de llagas o aberturas de ventilación de la cámara.
Para más información consulta en la web de Sistema Masa.

Rehabilitación de las fachadas

Si es necesaria la rehabilitación de las fachadas, recuerda que en muchas comunidades autónomas podemos solicitar ayudas para la rehabilitación de las fachadas o de otros elementos del edificio. 

fachadas ventiladas

Muchas de estas reformas nos ayudarán a conseguir la eficiencia energética y el aislamiento térmico, un aspecto que es obligatorio para los edificios que no cumplan una serie de mínimos. Así pues, el aislamiento térmico será obligatorio para las rehabilitaciones que afecten a más del 25% del total de los cerramientos de un edificio con una superficie útil superior a los 1.000 m2. 

COMPARTIR:

Otras noticias

Más noticias


Ver más noticias