Noticias

Arquitectura bioclimática: el camino hacia la autosuficiencia

arquitectura bioclimatica

Una casa bioclimática es una vivienda capaz de mantener una temperatura interior adecuada y agradable solo con los recursos naturales del entorno, evitando las energías convencionales. Esto es posible mediante la captación de calor y luz solar y su posterior almacenamiento en los materiales de construcción, así como mediante aislamiento térmico.

¿Cómo beneficia a los habitantes?

Está diseñada de manera que sus habitantes puedan beneficiarse del clima local y de las ventajas que ofrece el entorno en términos de bienestar y ahorro de energía. A la vez, combina a la perfección fuentes de energía convencionales y verdes. Se compone por un diseño creativo, inteligente e innovador destinado a conseguir un sensación de confort todo el año.

Este tipo de construcciones suponen un ahorro del 80% o 90% en comparación con una vivienda convencional. Asimismo, al generar la propia energía, es posible llegar al consumo nulo. Es decir, podemos llegar a construir una casa autosuficiente.

¿Cómo se adapta al clima?

Con el objetivo de conseguir una temperatura interior adecuada sin necesidad de energías externas para climatizar el interior, será muy importante conocer el clima y utilizar distintas estrategias en relación con la ubicación donde nos encontramos. De este modo, se debe considerar la orientación, el aislamiento y la ventilación.



Orientación
Es importante poder captar la radiación solar para calentar la vivienda de forma natural. En general, en el hemisferio norte se recomienda orientar la casa al sur. A la vez, en aquellas zonas donde se alcanzan altas temperaturas es interesante apostar por elementos de protección pasivos, así como voladizos o porches, que protejan la radiación directa sobre muros o ventanas.

Aislamiento térmico
Una casa bioclimática debe disponer de un buen aislamiento térmico. La clave está en prestar atención a las soluciones constructivas de cerramientos, huecos y puentes térmicos. Además, también se debe considerar el uso de pinturas o materiales reflectantes térmicos en la cubierta o fachada del edificio.



Ventilación
La ventilación es la clave para que una vivienda bioclimática sea exitosa, ya que se encarga de la renovación del aire, incrementar el confort térmico en verano y disminuir el calor acumulado en muros, techos y suelos. Para conseguirlo las ventanas deben estar ubicadas en fachadas opuestas, transversales a la dirección de los vientos dominantes.

COMPARTIR:

Otras noticias

Más noticias


Ver más noticias