Noticias

La rehabilitación energética: cómo ahorrar mensualmente

ahorro energético

Hoy hablamos de cómo la rehabilitación energética de tu casa puede disminuir los gastos a largo plazo. Actualmente en España, la mayoría de viviendas son un horno en verano y una nevera en invierno. Esto es debido a que fueron construidas antes del año 1978 y aún no había entrado en vigor la norma que marca las condiciones térmicas de los edificios.

Aspectos que condicionan la eficiencia energética

Hay muchas razones por las cuales la mayoría de viviendas no son rentables energéticamente. En muchas ocasiones cuentan con ventanas por las que se cuela el frío y el ruido. Este hecho provoca el aumento del uso de combustible para calentar la vivienda, ya que es muy difícil mantener una temperatura constante. Además, puede desencadenar un problema de salud importante como seria problemas en el sistema nervioso u insomnio.



En segundo lugar, encontramos gran cantidad de viviendas que concentran humedades por mala ventilación, hecho que genera mucha incomodidad a los residentes. Otro aspecto muy importante es la falta de protección para el sol que hace que en verano sea muy difícil estar.

Todas estas condiciones generan a los habitantes un gasto muy elevado, ya que la necesidad de calefacción o aire acondicionado dispara el consumo eléctrico y de gas de un hogar. Es importante resaltar que el consumo energético de una casa está relacionado directamente con las condiciones climáticas de cada región. De este modo, es muy importante adaptar los diseños que atienden al clima donde se construye la vivienda.

Importancia de la rehabilitación energética

La rehabilitación energética es una solución a este mal uso energético. Como por ejemplo, el hecho de recibir sol en invierno o poder protegerse de él en verano supone una gran diferencia a la factura energética.

Para amortiguar gastos existe la rehabilitación exprés que consiste en un cambio de ventanas y refuerzo de muros con material aislante. Con una inversión pequeña se pueden hacer arreglos como: colocar alfombras en suelos mal aislados, instalar persianas, pinturas aislantes, cambios en los vidrios… Otra iniciativa muy interesante es elegir electrodomésticos y aparatos eficientes o cambiar a bombillas LED.



Un consumo inteligente aporta ahorro económico y es beneficioso para el medio ambiente. En definitiva este cambio logra situar a la vivienda en una situación de privilegio y mejora la calidad de vida de los ocupantes.

Una rehabilitación energética más exhaustiva, donde se revisen instalaciones como la estructura, los techos o las fachadas, asegura reducir el gasto hasta un 40%

COMPARTIR:

Otras noticias

Más noticias


Ver más noticias