Noticias

Cómo aislar tu casa del frío

cómo aislar tu casa del frío

La mayoría de hogares no están preparados para la llegada del frío. Así lo indica un estudio de Danosa, que destaca que las viviendas mal aisladas pierden un 99% de la energía que consumen. Esto supone que por mucho que se suba la temperatura de los sistemas de calefacción, se seguirá pasando frío y, además, se incrementará la factura de la luz o gas. Para contrarrestar esta pérdida de calor hoy os enumeramos algunas de las soluciones más eficaces para aislar tu casa del frío

Soluciones para aislar tu casa del frío

Durante en invierno es habitual que las facturas de luz o gas se incrementen con respecto al resto del año. Sin embargo, en algunas casas se incrementa más que en otras. ¿A qué se debe? La razón principal es al más aislamiento de las viviendas. Los elementos que más tienen que ver con este aislamiento son los tejados, las paredes, las fachadas y las ventanas. Por esta razón es muy importante revisar el estado de estos elementos y acometer reformas si es necesario. Si nuestra casa está correctamente aislada, podremos ahorrar hasta un 40% de energía.

Tejados

A la hora de saber cómo aislar tu casa, debes fijarte especialmente en el tejado. Es la zona por donde producen las principales pérdidas de calor de una vivienda (un 30% aproximadamente). Por tanto, para mejorar la eficiencia energética de nuestra vivienda, debemos comenzar por la reforma del tejado o de la cubierta. Para ello, debemos seleccionar bien los materiales. Uno de los materiales más recomendados es el poliestrieno extruido que, además de protegernos del frío, también nos aísla del calor del verano. 

cómo aislar tu casa del frío tejados

Otra solución extra que podemos añadir en la reforma del tejado es el aislamiento térmico mediante la lana mineral. Es un material asequible y que mejora la calidad de vida y reduce el exceso de ruido. 

Fachadas

Por su parte, el mal aislamiento de paredes y fachadas supone la pérdida del 25% de la temperatura de las viviendas. Para estos elementos se pueden realizar dos tipos de reforma: interior y exterior. Para la reforma interior se deben revisar los puntos críticos por donde se pierde el calor. 

cómo aislar tu casa del frío
 
Si la rehabilitación es exterior podemos optar por una solución altamente eficiente, como son las fachadas ventiladas. En invierno las fachadas ventiladas aportan estabilidad térmica, ya que actúan como acumulador de calor ayudado por la capa de aislante térmico del sistema. Así es como se evita el escape del calor desde el interior. Además, si llueve las fachadas ventiladas también actúan como tabique fluvial. Estas fachadas también nos ayudan a combatir el calor del verano. 

Recordamos que en muchas regiones existen ayudas y subvenciones para realizar este tipo de rehabilitaciones y reformas.

Ventanas y puertas

Las ventanas y las puertas también son fuentes de pérdida de calor si no están aisladas correctamente. Para las ventanas podemos utilizar cortinas más gruesas en invierno y bajar las persianas durante la noche. En caso de que los cristales estén muy debilitados, lo mejor para aislar tu casa del frío es cambiarlas o instalar ventanas de doble acristalamiento. 

cómo aislar tu casa del frío

 
Para las puertas, debemos revisar si hay grietas o filtraciones y sellarlas con masilla, silicona o cambiando los burletes periódicamente. Por último, también podemos aislar el suelo con alfombras. 
 
Todas estas soluciones te ayudarán a aislar tu casa del frío y conseguirás una casa con una mayor eficiencia energética.

COMPARTIR:

Otras noticias

Más noticias


Ver más noticias